Saltar al contenido

Soria. Desconocida, sorprendente, poética.

Mis recomendaciones

Soria. Desconocida, sorprendente, poética.
Visita

Publicado el

Visita

Categoría

En el significado y etimología de la palabra «Soria» hay cierta controversia. Para autores como Enrique Cabrejas significa «los hijos de las orillas» (del río Duero), pues procedería del pre griego «Sor», que significa orilla y del sufijo «ia» que significa hijos. Otros afirman que su nombre proviene de «So» (que mira o mirador) y ORIA, de UR-A (río o corriente de agua) originando, por tanto «el mirador del río».

Sea como fuere, el río Duero le suma atractivo a esta ciudad tranquila y con escala humana.

Si se accede por su puente medieval pronto nos damos cuenta de su rico pasado en forma de iglesias, murallas, callejas medievales y otros monumentos.

Visitar Soria

Aunque ya se menciona en el año 1157, las restauraciones de los siglos XVII y XVIII determinaron su aspecto actual.

Para Antonio Machado el puente se encuentra «entre San Polo y San Saturio», y aparece en poemas de «Campos de Castilla». También lo mencionan Gerardo Diego en «Si yo fuera pintor» y en «Monte de las Ánimas» de Bécquer.

Visitando la Oficina Municipal de Turismo, además de recomendarme qué no puedo dejar de ver de Soria, la resumieron en tres adjetivos: desconocida, sorprendente y poética. Desconocida porque mucha gente ignora sus bellezas y se sorprende al conocer la ciudad por primera vez, de ahí su segundo adjetivo (sorprendente). Y poética por los poetas que han residido o escrito sobre ella, destacando Bécquer, Machado y Gerardo Diego.

Imprescindible no dejar de ver San Saturio en Soria
San Saturio
La Plaza Mayor
San Juan de Duero en Soria
San Juan de Duero

San Saturio es el patrón de Soria. Visitar la ermita a orillas del Duero no es solo recomendable, sino de obligado cumplimiento. El paseo es corto y plácido.

Su historia es legendaria, remontándose al siglo IV, cuando el noble soriano Saturio cedió todas sus riquezas a los pobres y marchó a vivir treinta años a unas cuevas junto al río, en un sencillo oratorio.

>>>Link a la página oficial de Turismo de Soria
Vitral de San Saturio

Centenarios árboles, parterres cuidados con todo detalle, fuentes y hasta una pradera se mezclan en uno de los jardines públicos más antiguos de Europa. Los sorianos la llaman «la Dehesa», como recuerdo a su pasado como dehesa de pasto de ganado.

La Alameda de Cervantes
La Casa Museo de los Poetas de Soria
La Casa de los Poetas
San Juan de Rabanera
Estatua de Gerardo Diego
Iglesia de Santo Domingo de Soria
Iglesia de Santo Domingo

Este formidable ejemplo del arte románico, cuya estética evolucionó desde principios del s.XII hasta el s.XVI, posee una fachada con unas arquivoltas delicadamente esculpidas.

En ella se muestran y explican diversos pasajes bíblicos con tanto detalle que ha sido rebautizada como

«la Biblia en piedra».

>>>Link para saber más

Detalle de las fachada de Santo Domingo de Soria

Pero si hay algo que destaco es su tranquilidad y la posibilidad de visitar sus monumentos de forma sosegada, sin colas ni apretones.

Y pasear por sus calles, o tapear unos torreznos, como un soriano más.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Configurar